Loading...

Melón piel de sapo (unidad)

Experimenta bocados de agradable sabor dulce que inundan tu paladar. Una carne crujiente y refrescante que te transporta a un almuerzo en familia.

Peso aproximado: 3200 grs.

 

9,30  7,95 

SKU: F605 Categorías: ,
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

La verdadera experiencia gastronómica del melón empieza con la primera tajada, cuando el cuchillo va cortando de punta a punta y deja escapar las primeras gotas del agua más dulce y refrescante. Experimenta en cada bocado una agradable explosión que inunda tu paladar con un dulce sabor. Carne amarilla y crujiente, mordisco que es capaz de teletransportarnos a la playa más paradisiaca. La fruta indispensable en las sobremesas de verano y el mejor antídoto contra el calor gracias al agua fresca que desprende en cada bocado. Sin embargo, no tienes que esperar hasta los meses excesivamente cálidos para disfrutar del melón piel de sapo. Frutique trabaja para que tengas melón con sabor todo el año.

Delicioso y muy refrescante para consumir en los meses en los que más aprieta el calor. Aunque existen infinitas posibilidades y formas de comerlo, el melón se consume generalmente como fruta de mesa. Es la pieza que endulza nuestros postres y la forma más conocida de comerlo es en tajada o troceado en dados. Sin embargo, también podemos encontrarlo en clásicas recetas, como el famoso entrante de melón con jamón. Asimismo, el melón puede dar mucho juego en ensaladas, macedonias, helados, etc.

Para una conservación óptima del melón se recomienda mantenerlo fuera de la nevera durante los meses de abril mayo y junio, y a partir de julio, agosto y septiembre conservarlo en frigorífico, pues las altas temperaturas podrían afectar a su consumo.

El melón es una de las frutas estrella del verano y una enorme fuente de beneficios. En primer lugar, es diurético, muy rico en agua y favorece la sensación de saciedad. Aporta a nuestro organismo vitaminas A, B y C (la vitamina C proporciona un efecto antioxidante). Es un alimento ligero e hidratante que aporta muy pocas calorías, pues la mayor parte de su contenido es agua.

El melón es una de las frutas clave del verano. Su alto contenido en agua lo hacen una fruta idónea para combatir el calor, por lo que podríamos decir es una de las frutas de temporada de verano que suele consumirse entre los meses de junio y septiembre. Los meses de abril a octubre también son meses de temporada de melones.

Suscríbete a FRUTIQUE

Recibe contenido fresco y exclusivo