Loading...

Lechuga baby o cogollo (bandeja)

Una variedad muy linda de lechuga que gustará a los pequeños. Los cogollos presentan un sabor intenso con toque ácido que los hace muy especiales. Podrás disfrutarlos en crudo, así como crear un sinfín de recetas creativas.

Peso aproximado: 300 grs

2,05 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Los cogollos de lechuga o lechuga baby son la variedad más linda en el mundo de las lechugas. Estas verduritas de hojas verdes son muy vistosas para los niños. Son de tamaño pequeño, con las hojas de la parte exterior de color verde muy vivo y de tonalidades amarillentas en las interiores. Sentirás un sabor intenso, con un toque ácido que los hace muy especiales. En España, la variedad más conocida es la de Tudela. Los cogollos ofrecen una presentación muy exquisita a nuestros platos y dan lugar a recetas muy originales y saludables.

Normalmente los cogollos o lechuga baby se consumen en crudo, siendo el ingrediente estrella de las ensaladas. Estas pequeñas lechugas dan juego para elaborar un sinfín de recetas originales. También son perfectos para acompañar a carnes y pescados.

Por supuesto, para conservar los cogollos en estado óptimo, es necesario mantenerlos en frío. A la hora de consumirlos, es conveniente no ponerlos a remojo durante mucho tiempo para evitar la pérdida de vitaminas. Un buen lavado es más que suficiente para su consumo.

Entre las propiedades de los cogollos se encuentra su alto contenido en agua, lo que lo hace un alimento muy diurético. Asimismo, contiene fibra que nos ayuda a regular nuestro tránsito intestinal y nuestros niveles de azúcares en sangre. Aportan una gran cantidad de vitaminas y minerales.

Su época de mejor consumo va desde el otoño hasta la primavera, por lo que podemos disfrutarlo prácticamente todo el año. Para disfrutar de todo su sabor y beneficiarte de todas sus propiedades, lo mejor es consumirlos en crudo.

Suscríbete a FRUTIQUE

Recibe contenido fresco y exclusivo