Loading...

Judía verde fina (500 grs)

Vas a llevarte a tu boca un bocado blando y fresco a la vez, que combina muy bien en numerosos platos y que aporta un importante número de nutrientes a tu organismo.

1,90 

SKU: V350 Categoría: Etiqueta:
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

La primera curiosidad de la judía es que en su forma de judía verde se considera una verdura, mientras que en su forma seca es una legumbre, conocidas como vainas o habichuelas. Las judías son las semillas secas de una planta que, para poder ser comestibles, tienen que remojarse durante toda la noche para que la cascarilla que las recubre se ablande, disminuya luego el tiempo de cocción y se activen enzimas que reducen las concentraciones de factores tóxicos o antinutritivos.

Puedes consumirla como verdura, hervida o cocinada al vapor, y quedan deliciosas salteadas con jamón. Además de consumirse entera es muy habitual preparar con ellas deliciosos y sanos purés de verduras.

Después de que recibirlas en tu casa, es aconsejable introducirlas en un envoltorio perforado y situarlas en la parte menos fría de la nevera. Así, mantendrán sus cualidades entre cinco y diez días. Otra opción es congelarlas. En este último caso, las judías necesitan blanquearse antes de ser congeladas. Esto quiere decir que hay que colocarlas durante unos segundos en un poco de agua hirviendo, escurrirlas y luego enfriarlas de inmediato con abundante agua fría.

Bajas en calorías y grasas. Son ricas en folatos, por lo que son una buena solución para la alimentación de las mujeres embarazadas. También se consideran una gran fuente de fibra, minerales, como el calcio, potasio, fósforo y magnesio; además de vitaminas B2, B6 y vitamina C.

Es una verdura de temporada que podemos llevar a tu cocina durante todo el año; si bien su momento óptimo de consumo es de abril a septiembre.

Suscríbete a FRUTIQUE

Recibe contenido fresco y exclusivo